Académico UCN expuso sobre estrecho vínculo entre apnea del sueño y accidentabilidad

Ronquidos y cese parcial o total de la respiración por al menos 10 segundos. Son parte de los síntomas de una patología silenciosa, pero frecuente: la apnea del sueño, temática central de la charla técnica ”Trastornos del sueño y su relación con la accidentabilidad laboral”, organizada por la Escuela de Prevención de Riesgo y Medioambiente.

Realizada el miércoles 10 de julio, la presentación a cargo del Dr. Felipe Rozas, fue una instancia dedicada a una de las principales causas de accidentes laborales tanto en Chile como en el mundo y que provoca un sinnúmero de consecuencias físicas, emocionales y cognitivas.

“Parece un tema mínimo pero es muy importante ya que la accidentabilidad se produce por problemas que están asociados a trastornos del sueño. En transporte es típico que el chofer del bus, o estos accidentes que han estado ocurriendo en mineras, tienen relación con este trastorno, pero es poco conocido, y poco tratado. Por lo tanto, ésta es una muy buena instancia para poner en conocimiento a nuestros estudiantes,  a las empresas y funcionarios de la Universidad porque es algo transversal”, explicó Roberto Andueza, académico de la Escuela de Prevención de Riesgos y encargado de Vinculación con el Medio de dicha unidad.

Enemigo silencioso

Quienes padecen apnea del sueño tienen 7 veces más probabilidades de tener accidentes laborales o de tránsito, dos veces más posibilidades de padecer hipertensión pulmonar y cuatro veces más opciones de sufrir una enfermedad vascular cerebral.

Pero ¿Qué es apnea del sueño? Es un trastorno que ocurre cuando la respiración se interrumpe por un lapso mayor a 10 segundo (que incluso podría extenderse por minutos) y que puede ocurrir más de 30 veces por hora. Por tanto, es una condición que compromete gravemente la oxigenación, provocando fatiga y somnolencia, además de graves trastornos en la salud.

Según explicó el Dr. Felipe Rozas, cirujano máxilo facial y docente de la Facultad de Medicina, quien sufre apnea del sueño presenta señales inequívocas de cansancio y signos son fáciles de identificar: “Es un paciente con sobrepeso que ronca, anda con somnolencia durante el día y tiene una cantidad importante de episodios de falta de respiración durante la noche en lo que se denomina apnea. Habitualmente nuestra pareja, señora, esposo es quien se da cuenta de este problema, por tanto es importante pronosticarlo y para ello hay un equipo multidisciplinario detrás de esto, puede ser un neurólogo, otorrino,  broncopulmonar, cirujano maxilofacial que esté vinculado al tratamiento de esta patología quien puede iniciar la etapa diagnóstica”, señaló.

El Síndrome de Apnea/hipopnea del Sueño (SAHS) se asocia a trastornos cognitivos, deterioro calidad de vida y en niños afecta el aprendizaje y la conducta.

De esta forma, los trabajadores con SAHS y con calidad de sueño deficiente presentan fatiga temprana, irritabilidad, alteraciones de juicio, dificultad para concentrarse, además de un alto riesgo de padecer trastornos metabólicos lo que se refleja, a corto plazo, en una disminución del rendimiento y productividad, afectando la calidad de vida. En términos cognitivos afecta la atención, memoria y funciones ejecutivas, como toma de decisiones y creatividad.

El estudio “Accidentes Laborales Fatales” del Departamento de Estadística del Ministerio de Salud, concluyó que 3.639 personas perdieron la vida entre 2007 y 2017 por accidentes de tránsito cuya causa puede asociarse al mal dormir.  Por su parte, en el mismo período de tiempo, la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (CONASET) estableció que hubo 6.193 accidentes de tránsito a causa de problemas de sueño, cansancio o fatiga con más de 320 fallecidos.

Otro aspecto importante es que también impacta también a nivel emocional con fluctuaciones de humor, irritabilidad, ansiedad, depresión, estrés, frustración, impulsividad, reducción del rendimiento, lo que incluso podría desembocar en consumo excesivo de sedantes, alcohol y drogas.

Debido a lo fundamental de su diagnóstico y de las alternativas efectivas de tratamiento, durante la charla se hizo un llamado a personas e instituciones  a hacer los estudios necesarios para detectar la apnea a tiempo y evitar riesgos incensarios tanto a nivel personal como laboral.

En ese sentido, los organizadores de la actividad señalaron que buscarán alternativas para realizar estudios a nivel institucional que permitan dar relevancia a una patología que silenciosamente, no solo quita horas y calidad de sueño, sino que pone en riesgo la vida e integridad de miles de personas en todo el mundo.

 

A %d blogueros les gusta esto: