Alumnos de Facultad de Medicina estudiaron salud de pares en Sede Coquimbo

Durante todo un semestre, en el marco de la asignatura Investigación Cuantitativa, estudiantes de Enfermería, Nutrición y Dietética, Kinesiología y Medicina trabajaron en conjunto para alcanzar su objetivo: conocer el estado de salud de sus pares de segundo año de todas las carreras que se imparten en Coquimbo.

Y lo dieron a conocer el miércoles 19 de diciembre, en modalidad poster y en pleno Patio de los Naranjos de la Facultad de Medicina, como una forma de acercar el resultado de sus investigaciones a la comunidad universitaria.

“Ha sido un aprendizaje riquísimo, especialmente en lo relacionado al trabajo en equipo, porque son estudiantes de las 4 carreras de la Facultad de Medicina, con distintos conocimientos y nivel de madurez. En ese contexto, tuvieron que profundizar en el tema que les tocó, buscar información, leer sobre el tema y eso genera un conocimiento y aprendizaje. Lo más importante es que –efectivamente- supieron y vivenciaron lo que era hacer una investigación;  desde plantearse cuál es la pregunta de investigación, cuáles son los objetivos, hacer el protocolo, luego encuestar, ingresar y analizar los datos de la encuesta, sacar sus conclusiones, hasta hacer su presentación en un póster”, explicó Muriel Ramírez, docente a cargo de la asignatura.

La investigación cuantitativa es una forma estructurada de recopilar y analizar datos obtenidos de distintas fuentes que implica el uso de herramientas informáticas, estadísticas, y matemáticas para obtener resultados. Su importancia radica en que al cuantificar el problema y se pueden entender sus dimensiones mediante la búsqueda de resultados proyectables a una población mayor.

“Estamos presentando los datos brutos de una población en específico, pero si aplicamos esto en todos los estudiantes de la Universidad tal vez podríamos tener una radiografía más grande y específica para realizar actividades e intervenir en esta población. En ese sentido, estamos dando un primer paso para obtener datos importantes y, como estudiantes, podríamos incluso trabajar en base a ellos y entregar esa información, por ejemplo, al Departamento de Salud Estudiantil para hacer actividades de promoción de salud y prevención en las distintas temáticas abordadas por todos los compañeros”, explicó Luis Carmona, estudiante tercer año de Enfermería, quien junto a su equipo estudió los hábitos tabáquicos.

Hallazgos

El trabajo de los distintos grupos, se realizó en base a la Encuesta Nacional de Salud (ENS), una herramienta utilizada por el Ministerio de Salud para conocer tanto las enfermedades como tratamientos de hombres y mujeres mayores de 15 años que viven en nuestro país.

Así como la información arrojada por la ENS se ha trasformado en una herramienta de vital importancia para formular los planes de prevención, atención y las políticas de salud en Chile, se espera que los datos recopilados por los estudiantes puedan servir como línea base para dirigir actividades implementadas en el centro de salud estudiantil o en los diferentes voluntariados existentes en la sede.

En ese sentido, se pudo establecer que, por ejemplo, la edad de inicio de consumo de tabaco es de 16 años, en comparación a 17 años que arrojó la ENS.

En relación al estado nutricional, los estudiantes pudieron precisar que un 68% de la población en estudio se encontraba dentro del peso normal, mientras que el 26% presentaba sobrepeso. Respecto a los hábitos alimentarios, los estudiantes determinaron, por ejemplo, que el consumo de agua en promedio es de  3 vasos al día en contraste con los 6 a 8 vasos diarios recomendado por las guías alimentarias, mientras que un aspecto positivo es que un 54% de los estudiantes consume pescados o mariscos una o más veces por semana, en contraste con el 28% que lo hace a nivel nacional.

En términos de aprendizaje, los futuros profesionales de la salud manifestaron estar satisfechos con los logros alcanzados: “Algo curioso que nos pasó es que nuestro grupo está compuesto por estudiantes de Medicina, Kinesiología y Enfermería, no tenemos nutricionista, lo cual también fue positivo porque nos dimos cuenta que aunque no estemos estudiando Nutrición, finalmente todo tiene que ver son la salud, y la alimentación es fundamental para su cuidado y resguardo. Sin duda, nos ayudó a abrir nuestras miradas y a conocer cómo se hace un trabajo de investigación, cómo realizar encuestas, tabular y por lo menos, yo sentí que este trabajo fue motivante, enriquecedor porque a futuro nos ayudará, como base y experiencia previa,  cuando queramos hacer un trabajo de investigación”, manifestó el estudiante de Medicina, Diego Suárez.

Durante los últimos años, el equipo docente de la Facultad de Medicina ha realizado una serie de actividades con el fin de desarrollar, promover e incentivar la investigación científica en todos sus niveles, en una muestra de los constantes esfuerzos de esta unidad académica por contribuir de una manera integral no solo a la formación de los futuros profesionales, sino también a la salud de toda la comunidad.

A %d blogueros les gusta esto: