Con metodología A+S, estudiantes promueven la buena salud en escolares

Satisfechos y con la certeza de haber sido un aporte, más de 100 estudiantes de la asignatura “Educación para la Salud” realizaron el cierre de distintos talleres de promoción de salud para estudiantes de enseñanza media de las comunas de La Serena y Coquimbo.

La actividad, llevada a cabo en el marco de la metodología A+S, permitió a los estudiantes de las carreras de Nutrición y Dietética, Kinesiología y Enfermería dar a conocer las conclusiones de las intervenciones realizadas durante el primer semestre en el colegio Pedro Aguirre Cerda de de La Serena, además de Francis School y Colegio Peñuelas de Coquimbo.

“Es una experiencia valiosa puesto que los acerca a la realidad, pero además se sienten comprometidos con sus socios colaboradores. Desde el punto de vista del aprendizaje, principalmente, desarrollan lo que significa la línea de proceso para realizar intervenciones a nivel de establecimientos educacionales, satisfaciendo distintas necesidades que surgieron desde la encuesta, el diagnóstico y las intervenciones”, explicó Rosa vega, docente a cargo de la asignatura.

“Si lo analizo, desde el punto de vista de la intervención, me alegra mucho saber que no fue una intervención puntual, sino que hubo un hilo conductor en el sentido de que se utilizó un instrumento, se dio lugar a un proceso en el que se recogían datos y luego se desarrollaba el trabajo. Y al final, hubo un término de las intervenciones que evalúo muy bien porque habla del buen trabajo que realizan tanto los docentes como la Universidad”, señaló Ángelo Araya Piñones, Psicólogo de Francis School.

“Soy súper honesto y autocrítico porque trabajando ahí mismo, en el contexto operativo, a veces uno tiene puntos ciegos, cosas que uno no ve. De ahí la importancia de que la Universidad tenga un espacio de acogida, que se acerque un poco al mundo real -diferente al mundo académico- y que nos permitió darnos cuenta de cosas que a veces uno no ve o las  ve difusas. En ese sentido, el diagnóstico fue muy bueno tanto por los datos y como por los talleres desarrollados porque vi a los estudiantes muy interesados en las temáticas”, agregó el profesional

Aprendizaje significativo

Uno de los valores de la metodología A+S es que permite a los estudiantes conocer y dimensionar el impacto de su  trabajo en la comunidad.

“Al principio fue complicado porque como nos veían de la misma edad era complicado llegar a ellos. Luego les dimos los casos elaborados con situaciones que eran parecidas a su edad. Ahí se pudieron conectar con nosotros, nos preguntaron cosas, resolvimos dudas personales entonces esta metodología resultó muy enriquecedora para nosotros y para los educandos porque uno lleva los conocimientos, los aplica en ellos y puedes tener una retroalimentación más directa, no es como una clase o leerlo en algún lugar, sino estar con ellos, apoyándolos”, explicó la estudiante Darinka Núñez

“Los estudiantes se enfrentan a la realidad, a contextos socioculturales más bien vulnerados y lograron hacer talleres de intervención, pero a partir de un diagnóstico. Fue una muy buena experiencia sobre todo porque la metodología Aprendizaje-Servicio los empieza a acercar desde el comienzo de su formación a contextos donde puedan intervenir y aplicar los contenidos de esta asignatura y de esa forma tener conciencia del impacto en términos de responsabilidad social que tiene el educar a otros”, precisó Margareth Cleveland, Coordinadora Diseño Curricular y Mejora Continua de Centro de Innovación Metodológica y Tecnológica – CIMET.

“Sientes que contribuiste en algo, que fue un pequeño granito de arena a la sociedad. Es grato sentir que gracias a nuestro aporte los niños van a tener un cambio de switch y van a mejorar sus hábitos, en nuestro caso, la nutrición en nuestra casa, donde los niños tenían falencias en este sentido”, relató la estudiante de Nutrición Fernanda González, nutrición.

La metodología A+S busca vincular a los estudiantes con una experiencia de inserción social que se asocie con los contenidos de una asignatura. Así, alumnos, docentes y los miembros de la institución realizan un trabajo conjunto para satisfacer las necesidades de la comunidad, integrando y aplicando conocimientos adquiridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: