Escuelita de Futbol Guayacán: Un espacio de crecimiento en torno a la salud y el deporte

Recién comienzan a llegar los primeros rayos de sol a la cancha de pasto sintético del Campus Guayacán de la Universidad Católica del Norte. En el arco oeste, una niña de larga cola de caballo rubia, vestida de rosado, ataja los tiros de su profesora y de su compañero de entrenamiento. En el sector este, otro grupo ejercita el dominio del balón junto al resto de los tutores; mientras, en el medio, un pequeño con la camiseta de Alexis Sánchez hace gala de sus destrezas, esquivando a sus contendores.

Son las 9:00 de la mañana del sábado 02 de junio. En medio del frío, las familias de los alumnos de la Escuelita de Futbol Guayacán se sientan en las gradas a ver cómo juegan sus niñas y niños.

“Es un proyecto amparado tanto por Deportes UCN como por la Federación de Estudiantes que partió el año pasado con la idea de relacionar a la Universidad con quienes nos rodean y enseñar valores a los más pequeños, por medio del deporte”, explica Oscar Rivero, estudiante de 5º año de la carrera de Medicina, fundador de la iniciativa.

Desde marzo, la Escuelita de Fútbol acoge –de manera gratuita- alrededor de 30 niñas y niños de 5 a 12 años, con la idea de entregarles una formación básica en dicha disciplina. Y cada sábado siguen llegando nuevos integrantes.

“Los papás son muy comprometidos. Ahora nos estamos preparando para nuestro primer amistoso como escuela. Los chicos están entusiasmados y eso ha motivado a nuevos estudiantes, a quienes no les importa venir temprano, independiente de nuestra carga académica. Todas las carreras del área de la salud han apoyado, tanto Centros de Estudiantes como Jefas de Carrera. Hemos ido creciendo y lo que empezó como una idea, cada vez da mayores frutos, lo que es un motivo de orgullo para mí y mis compañeros, porque vemos a las familias y eso nos motiva a no fallarles”, relata Rivero.

“Hemos visto una mejora en el rendimiento de los chicos, han aprendido a jugar en equipo e, incluso, algunos que no tenían muy buena condición física ahora corren todo el partido. Y como tenemos mujeres en el equipo, todos han aprendido a jugar porque comparten y se divierten”, precisa Ana Belén Seura, seleccionada de fútbol femenino de la UCN y estudiante de  4º año de Nutrición y Dietética, quien participa como profesora.

Proyección

Al finalizar la jornada, Francisco Barrios, padre de uno de los alumnos lanza tiros al arco para que su pequeño los atrape. Acaba de terminar el partido que puso fin al entrenamiento, pero los niños siguen jugando por toda la cancha. “He visto a mi hijo muy entusiasmado, muy contento.  Es una muy buena iniciativa, esperamos que pueda aplicarse a otros deportes porque no a todos les gusta o son talentosos para el fútbol, así es que espero que se convierta en un ejemplo a imitar”, expresa.

Es que lo que nació como una simple idea de vinculación con la comunidad, ahora se ha transformado en una iniciativa integral que ha encantado  a los participantes. “Lo que hacemos es trabajo físico, pero también estamos realizando evaluaciones nutricionales, gracias a la participación de alumnos de 3 y 4º año de la carrera, quienes nos está ayudando con anamnesis y la preparación de la alimentación de los chicos”, relata la profesora Seura.

Con resultados tan positivos, la idea de los estudiantes es que la escuela permanezca en el tiempo. “Queremos proyectarla, el próximo año entro a internado, entonces, se me complicaba ser el único profe, pero el proyecto ha ido creciendo, aparecieron otros compañeros y sus experiencias han sido un gran aporte. Este crecimiento de la familia de profesores da pie para que se mantenga, así es que por el momento la estamos proyectando durante 3 años, e incluso más”, expresa Rivero, en su rol de encargado de la iniciativa, mientras los pequeños se despiden, chocando puños, anunciando que –sin falta- se verán dentro de una semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: