Estudiantes de Nutrición presentaron recetas creadas para pacientes en condiciones especiales

En una muestra gastronómica los estudiantes dieron a conocer alternativas sabrosas y saludables para quienes deben seguir regímenes alimentarios específicos. 

Alergias alimentarias, religión, diversidad cultural y social, son algunas de las condiciones que restringen la alimentación de nuestra población. Una realidad en aumento que un grupo de estudiantes de la Facultad de Medicina abordó en “Desde la dietética a su mesa: Muestra Gastronómica en condiciones especiales”, actividad de cierre de la asignatura “Técnicas Dietéticas”.

Así, desde las 12:30 horas del martes 09 de julio, el Taller de Técnicas Dietéticas y Evaluación Sensorial se llenó de autoridades universitarias y visitantes que conocieron detalles esenciales de una nutrición balanceada y degustaron novedosas preparaciones, como pudines de chía para pacientes diabéticos de la tercera edad o veggie sticks cocinados pensando en quienes profesan la religión adventista.

El cierre de la asignatura -que por primera vez se realizaba a través de una muestra gastronómica-  fue una actividad que demostró que pueden ejecutarse recetas que sean de un gusto transversal, sin significar exclusión para quienes se alimentan en condiciones especiales. Este logro de los estudiantes de la carrera de Nutrición y Dietética se alcanzó con apoyo de una chef y de una nutricionista, quienes buscaron equilibrar salud y sabor.

“Se trabajó durante todo el semestre en base a distintas técnicas culinarias que pueden ser aplicadas para ir modificando la alimentación de las personas, en base a ciertas condiciones especiales. La idea es que ellos integraran todos los conocimientos que fueron trabajados dentro de todo el semestre en la asignatura y en otras asignaturas también, para que pudieran generar un producto innovador que fuera también fácil de adquirir y preparar con cada grupo etario con la condición que les tocó trabajar”, explicó Andrea Muñoz, coordinadora asignatura técnicas dietéticas.

“Fue una experiencia muy buena y en especial porque podemos compartirla con la comunidad universitaria para también incentivarlos y motivarlos porque pueden estar pasando por algunas de estas condiciones o simplemente por querer hacer las recetas. Y nos sirve en el futuro, porque la idea es que estas personas que padecen estas condiciones puedan llevar una vida lo más normal posible y no tanto de exclusión. Yo estoy muy contenta con la actividad porque siento que cada vez insertamos más a estos grupos a la comunidad”, explicó la estudiante Javiera Rodríguez.

Durante todo el semestre, el grupo de estudiante desarrolló diversas ideas que buscaban adecuarse a necesidades etarias (adultos mayores, preescolares, por ejemplo) y también patológicas (diabetes, hipertensión, dislipidemia) como una forma de responder a las necesidades de cada uno de esos grupos.

Como resultado, los equipos de trabajo elaboraron 7 recetas: pudín de chia, galletas crackelets integrales, muffin de garbanzos, parfait de granola y frutas tropicales, bolas de dátiles, palitos veganos y bombones saludables, los que fueron elogiados por los asistentes, quienes reconocieron el aporte de los trabajos.

Debido a la buena recepción de parte de la comunidad universitaria, el equipo de estudiantes y docentes proyectan nuevas versiones de la actividad como una opción para seguir deleitando paladares, sino dando a conocer la importancia de la Nutrición en los distintos ciclos de la vida.

A %d blogueros les gusta esto: