Facultad de Medicina reconoció labor de docentes Ad Honorem

Más de 30 profesionales de la salud recibieron sus certificados de Docencia Ad Honorem, por el trabajo desinteresado que cumplen a diario junto a los estudiantes de la Facultad de Medicina UCN.

La ceremonia que se llevó a cabo el viernes 26 de marzo, se ha convertido en un espacio para reconocer la labor y el compromiso de todos los docentes colaboradores que -sin recibir compensación económica- entregan sus conocimientos y traspasan sus experiencias a los estudiantes de las carreras de Medicina, Nutrición y Dietética, Kinesiología y Enfermería.
Entrega desinteresada que fue reconocida en el discurso de bienvenida de Francisco Correa Schnake, Vicerrector de Sede, quien agradeció el compromiso que día a día asumen en los campos clínicos de nuestra región y que permite que los estudiantes de la Facultad de Medicina cuenten con una formación personalizada, meticulosa, valórica y profunda.

En tanto, el Dr. Sergio Häberle, Decano Facultad de Medicina, destacó el aporte que representan no solo a los estudiantes, sino a toda la comunidad: “Se han convertido en nuestros socios, lo que ha permitido levantar iniciativas de beneficio para la población de nuestra región, ayudando a cumplir una meta compartida: contribuir con nuestro trabajo diario al bienestar y desarrollo de los habitantes de nuestra región. Muchas gracias a todos por su constante y desinteresado apoyo. La UCN no es un edificio de Guayacán o Antofagasta o los campos clínicos; la Universidad somos todos y cada uno de los aquí presentes, quienes con nuestro trabajo conjunto permitimos cumplir con lo que nuestra comunidad espera”, sentenció.

Además, la ceremonia contempló el testimonio de Jorge Contador, Presidente del Club Deportivo y Cultural de Coquimbo, quien dio cuenta del convenio asistencial docente que rige hace un año con la UCN y que ha permitido la evaluación y seguimiento multidisciplinario de la División de Fútbol Joven (60 niños entre los 7 y los 11 años): “Estoy agradecido porque la Universidad se ha potado extraordinariamente con nosotros, con una dedicación y atención que nos conmueve(…) Nuestros niños ahora trabajan bien, los kinesiólogos los atienden bien, tenemos el instrumental que se necesita para su recuperación y todo funciona perfecto”, precisó.

Colaboradores

Desde sus inicios en el año 2002, la Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Norte se ha esforzado por generar un vínculo estratégico de largo plazo con las Instituciones de Salud de la Red Asistencial de la Región de Coquimbo, tanto a nivel público como privado, a fin de asegurar el desarrollo de las prácticas básicas e internado.
Así, ha concretado convenios asistenciales docentes que permiten realizar experiencias clínicas a nivel de salud primaria, secundaria y privada, fortaleciendo una relación que –día a día- permite formar a los futuros profesionales de la salud.

Por ello, por primera vez, se reconoció a los “Socios Colaboradores en la Relación Asistencial Docente”, vínculo que durante 15 años ha permitido entregar un aprendizaje de calidad para cada uno de los estudiantes.

La distinción fue entregada a los siguientes campos clínicos: Hospital San Pablo de Coquimbo, Hospital San Juan de Dios de La Serena, Hospital Dr. José Luis Arraño de Andacollo, Hospital San Juan de Dios de Vicuña, Departamento de Salud Coquimbo, Departamento de Salud Corporación Gabriel González Videla, Departamento de Salud Vicuña, Departamento de Salud Monte Patria, Departamento de Salud La Higuera, Departamento de Salud Punitaqui, Club Deportivo y Cultural de Coquimbo , Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas, JUNAEB , Corporación de Padres de Discapacitados, CORPADIS, Asociación Chilena de Seguridad y Minera Los Pelambres.

Aprendizaje

Más que un reconocimiento por su labor formadora, para los profesionales que recibieron la certificación fue un espacio para reflexionar acerca de lo que para ellos significa la docencia Ad Honorem.

“Es muy grato participar en esta ceremonia y el reconocimiento que nos hacen en la labor de enfermería que vivimos con tanto amor y pasión en esta especialidad que represento que es la oncología. Somos enfermeras especialistas y entregamos nuestros conocimientos a los alumnos de pregrado esperando que se conviertan en grandes profesionales”, expresó Jeanette Astudillo, enfermera jefe de la unidad de Hemato-Oncología del Hospital San Juan de Dios de la Serena.

A juicio de la Dra. Natalia Covarrubias médico EDF del Cesfam Raúl Silva Henríquez, la docencia Ad Honorem es un estímulo constante para aprender: “Es súper gratificante porque uno está siempre en contacto con la Universidad. A veces, los alumnos nos enseñan a nosotros más de lo que nosotros les podemos enseñar a ellos porque son ellos los que nos impulsan a estudiar, a mantenernos activos y a trabajar mejor porque el camino para aprender es constante y en ese sentido, la UCN siempre apoya”.

Opinión compartida por el kinesiólogo del centro de rehabilitación del Cesfam Dr. Emilio Schaffhauser de La Serena, Alan González: “Trabajar para poder formar personas dentro de lo que significa el ámbito de la salud es entretenido, es una experiencia personal muy enriquecedora y te permite estar en constante perfeccionamiento, midiendo el conocimiento y sobre todo, entregar tu experiencia en el ámbito de tu quehacer, lo que finalmente es lo más gratificante”.

La ceremonia de Certificación de Docentes Ad Honorem se ha transformado en toda una tradición de la Facultad de Medicina, la que se espera mantener como una forma de reforzar vínculos con cada uno de los actores clave en el proceso de formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: