Funcionarios del Cesfam de La Higuera actualizaron sus conocimientos en trauma

Traumatismos, quemaduras y reanimación cardio-pulmonar, fueron parte del curso de “Manejo Soporte Vital Básico del Trauma”, en el que participaron 15 funcionarios de distintos centros de la salud de la comuna de La Higuera.

En el marco del convenio asistencial docente que la Facultad de Medicina mantiene en vigencia con los campos clínicos de la región de Coquimbo, administrativos, enfermeras, matronas, técnicos en enfermería y conductores recibieron conocimientos actualizados para enfrentar situaciones de emergencia.

De esta forma, el equipo de docentes integrado por Paula Ligeti, Rubén Polanco, Solange Vargas, Ana María González y Cynthia Abarca, resolvió –a través de intervenciones teóricas y prácticas- todas las dudas del personal que llegó desde pequeñas localidades rurales.

“Es una experiencia muy buena. Por ser estación médico rural, nosotros no podemos tener ambulancias, pero a veces tenemos que acudir a accidentes vehiculares, domésticos y también minería. Los contenidos vimos fueron muy buenos porque lo experimentamos a diario, pero ahora tenemos conocimientos actualizados”, explicó Cristian Ramos, quien se desempeña como técnico en enfermería en el servicio médico rural de Punta Colorada.

A juicio de Guillermo Fuentes, técnico en enfermería nivel superior de la localidad de El Trapiche “esta capacitación es muy importante porque repercute en la atención que nosotros brindamos a la comunidad donde trabajamos. La posta del servicio está a la orilla de la carretera Panamericana Norte, entonces, recibimos accidentes de tránsito y de mina, partos, electrocuciones. Por eso es fundamental que paramédicos y gente que no es del área de la salud – los administrativos- puedan saber cómo actuar en una emergencia, mientras llega el apoyo correspondiente”, señaló Guillermo Fuentes, técnico en enfermería nivel superior de la posta de El Trapiche.

Estas instancias son parte de una serie de cursos impartidos que buscan dar respuesta a las necesidades de formación y perfeccionamiento del personal de distintos campos clínicos.

El curso tuvo una duración de 20 horas cronológicas y espera convertirse en una herramienta de actualización continua de los funcionarios de la salud de las zonas rurales de la región de Coquimbo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: