Helia Molina, Médico Cirujano, especialista en Pediatría: “Los niños más vulnerables son los que van a pagar más caro los efectos de esta pandemia”

La profesional hace hincapié en que se deberán poner en marcha políticas públicas que apunten a disminuir los impactos que se producirán en el desarrollo cognitivo y emocional de los menores, además de la salud mental.

El pasado viernes la ex ministra de Salud, Helia Molina, participó de la ceremonia de Lanzamiento del Año Académico de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Norte, presentando la charla «Los niños después de la pandemia», donde realiza un completo análisis de los efectos que ha tenido este complejo periodo en los menores.

La profesional, que se ha desempeñado en áreas como epidemiología, políticas de infancia, gestión de instituciones de salud y políticas públicas, recalcó que los principales impactos se verán en los niños de entre 1 y 4 años, sobre todo de los sectores más vulnerables. Recalcó que se deberán poner en marcha políticas públicas que apunten a disminuir el rezago que se producirá en materia cognitiva y educacional, pero además para poner especial atención en la salud mental de los menores.

-En este escenario de pandemia ¿Cuáles son los principales efectos que se han visto en los niños?

“Dependiendo de la edad son distintos los impactos. Para un niño menor de 4 años, que está en la fase más activa de su desarrollo intelectual, donde hay más sinapsis neuronales y actividad cerebral, ese periodo es muy crítico en el desarrollo, sobre todo los de las familias más vulnerables, donde hay más pobreza, la madre trabaja, etc. Los niños han estado bastante sometidos a poca estimulación, en un ambiente que habitualmente es estresante, pero que es mucho más estresante si se vive en pocos metros cuadrados”.

-Además está el tema del colegio…

“Los niños que ya están yendo al colegio, se han visto también tremendamente estresados, primero por no socializar. El gran aporte del colegio es la socialización, aprender en colectivo y también se ha visto que el aprendizaje por pantalla no sobrepasa el 50% de lo que se aprende normalmente en la escuela. Presentan síntomas de ansiedad, insomnio, terrores nocturnos, crisis de pánico. Todo eso, pandemia, encierro, en los hogares más vulnerables pobreza, hacinamiento, violencia intrafamiliar, no ir al colegio, la madre haciendo múltiples labores, es una situación bien caótica para el desarrollo y la salud mental de los niños”.

-Es decir, esto va a traer un desafío importante en el futuro, en relación a la creación de políticas públicas que apunten en esta línea.

“Sin duda esto impone un desafío post pandemia, porque en el fondo ¿Cómo vamos a cerrar la brecha que se está produciendo? La preocupación son sobre todo los niños de las poblaciones más vulnerables, porque en general el niño de un hogar con mejores condiciones, con papás con educación, van a tener más posibilidades de que los papás les enseñen lo que les faltó, pero los niños más vulnerables no tienen ninguna de esas garantías y son los que van a pagar más caro los efectos de esta pandemia”.

-¿Van a tener que realizarse programas especiales?

“Exactamente, a través de Chile Crece Contigo, ver cómo vamos a poder fortalecer las políticas públicas que existen. No se trata de partir de cero ni de descubrir la pólvora, sino que ver cómo fortalecemos las políticas actuales para poder cerrar brechas, porque si no el costo va a ser demasiado alto, porque en la infancia lo que se haga o deje de hacer tiene repercusiones a lo largo de toda la vida”.

SALUD MENTAL

-¿Cuáles son las actitudes de los niños a las que los padres deben poner mayor atención?

“Es bien variado, porque la ansiedad, la angustia, se expresa en los niños de muy distintas formas. Desde tener trastornos en la alimentación, dejar de comer o comer mucho, hacerse pipí de nuevo en la cama, tener terrores en la noche, despertar gritando, aislarse, que se pongan agresivos, contestatarios, violentos, peleador con los hermanos más de lo normal. Los padres reconocen rápidamente cuando el niño se está comportando de forma poco habitual, pero no hay un patrón común”.

-¿Van a ser necesarios programas específicos de salud mental?

“Claro que sí. Primero que nada, desarrollo, por lo que se va a perder, sobre todo en los menores de 4 años, en que alcancen el óptimo potencial de desarrollo, cognitivo, en lo social, conductual, en todo y obviamente también trabajar en la línea de salud mental.  

“Para el terremoto de 2010 yo era la directora de Políticas Públicas en el ministerio de Chile Crece Contigo e hicimos unas pautas para los padres, incluso para los trabajadores de la salud, de cómo detectar los problemas. Se pueden revisar y ver la forma de que el ministerio las actualice y se pueda desde ya empezar al menos en las páginas web o tener en los consultorios estos materiales. También hay que tener ojo con los adolescentes, porque ellos si se deprimen y aparecen las ideas suicidas, entonces, vamos a tener que poner mucho ojo a todas esas cosas”.

CLASES PRESENCIALES

-¿Es realmente recomendable que los niños vuelvan a clases presenciales en un escenario con un nivel de contagios como el actual?

“Yo creo que antes de abrir los malls hay que abrir los colegios. El problema es que no se puede abrir todo, no puedes tener la movilidad tal alta, que todo el mundo vaya a trabajar y que además los niños vayan al colegio.

Yo creo que se le debería dar preferencia a la apertura de colegios, pero deben darse todas las condiciones, ojalá los niños de 12 años para arriba vacunados, todos los profesores vacunados, todos los apoderados vacunados, porque no es solo ir, hay mucha movilidad alrededor, los padres van a dejar y a buscar a los niños. Creo que es una prioridad que, en cuanto se den las condiciones, los colegios se abran, porque el costo es muy alto, pero tampoco se puede exponer a la población infantil a que les de Covid”.

-¿Y las actividades al aire libre?

“Deberían ser de libre elección, creo que se ha demostrado que la contagiosidad al aire libre es muy baja. Por lo tanto, aunque estemos restringidos, por lo menos podríamos tener la opción de poder estar al aire libre, que los jóvenes puedan andar en bicicleta, no a las 6 de la mañana, sino que a la hora que quieran. Ir a la plaza, a los juegos, eso no debería restringirse”.

VARIANTE DELTA EN NIÑOS

-Con la variante Delta, se ha generado además más incertidumbre, porque se ha señalado que afecta más a los niños.

“Hay pocos estudios. Lo que pasa es que las respuestas hoy no son definitivas, hay cosas todavía de esta pandemia que son preguntas sin respuestas. Por ejemplo, sabemos que las vacunas que estamos aplicando no tienen una inmunidad superior al 60% para evitar los contagios, sabemos que sí tienen un 80% de efectividad para los cuadros graves y las muertes”.

“A eso se suma lo de las variables, que también es otra incertidumbre. Nadie le puede dar una respuesta definitiva a esas preguntas. Uno puede hacer ciertos análisis de posibilidades, escenarios, pero tener una respuesta absoluta no”.

A %d blogueros les gusta esto: