Investigadora UCN integra red científica que busca visibilizar el riesgo del uso de plaguicidas

¿Cómo contribuir desde la ciencia al resguardo de los trabajadores agrícolas? ¿Cómo aportar evidencia para un uso seguro de plaguicidas en los campos de Chile? ¿Cómo articular conocimientos para visibilizar los potenciales peligros del uso de este tipo de sustancias? Son algunas de las interrogantes que un grupo de científicos nacionales pretende resolver a través de la articulación de la Red de Investigadores en Plaguicidas.

A través de fondos CONICYT, el grupo –encabezado por la Dra. Sandra Cortés, investigadora de la Universidad Católica de Chile- comenzó a reunirse en enero pasado, buscando generar  interacción sobre los resultados de sus investigaciones, dando visibilidad a los riesgos potenciales del uso de plaguicidas sobre la salud de las personas.

“Uno de los objetivos de la red es que antes de que termine el proyecto, que dura 2 años, o sea, debería terminar a fines de 2020, podamos trabajar en nuevas publicaciones, hacer seminarios, talleres y divulgación, además de postular a fondos concursables para fortalecer la investigación en estas temáticas, de manera articulada entre los investigadores de la red”, explicó la Dra. Floria Pancetti, Profesora Titular de la Facultad de Medicina.

La segunda reunión, en tanto, se realizó el pasado 11 de abril en el Campus Colchagua de la Universidad de O’Higgins y convocó a los investigadores Dra. María Teresa Muñoz, Dra. Liliana Zúñiga, Dra Chiara Saracini y Dr. Boris Lucero de la Universidad Católica del Maule; además la Dra. Claudia Foerster de la Universidad de O’Higgins, quienes han destacado por sus investigaciones relacionadas al uso de plaguicidas.

De esta forma, revisaron su plan de trabajo colaborativo e interdisciplinario que será implementado durante 2019. Además, presentaron alcances y resultados de las investigaciones realizadas en niños en la Región del Maule y los avances implementados por la Universidad de O’Higgins  en el desarrollo de metodologías para medir plaguicidas en alimentos y en personas.

Además, los investigadores participaron en el cierre de un proyecto realizado por la Superintendencia de Seguridad y Salud Ocupacional, SUSESO, y que fue dirigido por el Dr. Boris Lucero. Allí, expusieron la Dra. Pancetti (“Efectos Neuropsicológicos por exposición a plaguicidas en población de la Región de Coquimbo, Chile” y el Dr. Enrique Paris (“Efectos Neurotóxicos de plaguicidas Carbamatos y Organosfosforados”).

En dicha instancia, se dio a conocer batería de exámenes que busca detectar deterioro cognitivo en población ente expuesta a plaguicidas. Allí, pudieron interactuar con el público, quienes manifestaron sus inquietudes respecto al tema.

“Hay un desconocimiento acerca de los efectos y peligros que representa el uso de estas sustancias para la salud, sobre todo en el mundo agrícola. Hay una labor que tenemos que hacer en educación con la gente del mundo agrícola para que usen los elementos de protección personal, que tomen la debida conciencia de lo que significa emplear estos productos, porque se emplean además en exceso. Y también hay que cambiar el paradigma de cómo se usan los agroquímicos y educar para que se transforme el manejo fitosanitario actual por un manejo más enfocado en el Medio Ambiente y más sostenible, donde no están eliminados los agroquímicos, pero sí se usan de manera racional y se utilizan aquellos que son menos peligrosos para las personas”, explicó la Dra. Pancetti.

Respecto a las iniciativas llevadas a cabo en nuestra zona, la Dra. Pancetti comentó que desde hace un tiempo se trabaja mancomunadamente para dar cuenta de los efectos del uso de plaguicidas: “Por un lado tenemos evidencia acerca de la problemática epidemiológica, hemos hechos estudios, hemos visto que la gente está expuesta, hemos visto que la gente tiene consecuencias fisiológicas de la exposición y ahora queda atacar los otros frentes, como cambiar el paradigma del manejo fitosanitario de los campos de Chile, con los pequeños productores sobre todo, que es un trabajo que estamos haciendo con gente del INIA y, por otro lado, con el tema de la educación, que hemos estado trabajando con INDAP, enfocado en los pequeños productores acerca de los efectos de los plaguicidas en la salud. Y la idea de la red es también abordar el frente político, donde hay que insistir en que se fortalezca la legislación en torno a este tema”, señaló.

Desde ahora, el equipo de investigadores se reunirá todos los meses, como una forma de seguir buscando fórmulas para dar visibilidad a los riesgos del uso de los plaguicidas y buscar alternativas de uso seguro para toda la población.

A %d blogueros les gusta esto: