Nueva generación de becados ingresó al programa de especialidades médicas

Con foco en su vocación y en la contribución que su trabajo representará en la salud de sus pacientes,  12 becados comenzaron el proceso de inducción a los programas de especialidades médicas, impartidos por la Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Norte.

Los galenos serán parte de la octava generación de los profesionales en formación de las especialidades de Cirugía General, Neurocirugía, Radiología, Ginecología y Obstetricia, Medicina Interna, Psiquiatría Infanto – Juvenil, Psiquiatría Adulto y Pediatría.

“Es muy importante la presencia de los becados porque durante su formación son un motor de estudio dentro de las unidades donde se desarrollan y luego serán médicos que van a llegar a los servicios clínicos para reforzar su labor y compromiso con el desarrollo de la región”, expresó el Dr. Fernando Bonacic, Director de la Oficina de Postgrado y Postítulo de la Facultad de Medicina UCN.

El proceso de formación de los especialistas es arduo y extenso. De hecho, los becados iniciaron sus postulaciones hace ya varios meses y, desde ahora, comenzarán su etapa de formación que se extenderá durante 3 años para, luego, empezar la etapa de devolución (Pago Asistencial Obligatorio PAO), período en el que trabajan en hospitales durante tres o seis años más.

Para los médicos en formación, el proceso no solo representa nuevos conocimientos y perfeccionamiento, sino especialmente la posibilidad de contribuir al sistema de salud: “Me formé en pregrado de la Universidad Católica del Norte, logré ver el trabajo y colaboración que se ha hecho desde que se inició la carrera de Medicina en la región y también las Especialidades Médicas. Y luego de ver cómo funcionaban, surgió la motivación por quedarme en la zona y por colaborar al sistema público de salud de nuestra región”, señaló la Dra. Camila Rojas, becada del programa de Cirugía General.

Sensación compartida por el Dr. Álvaro Chacón, quien inició su ciclo de especialización en Ginecología y Obstetricia: “Conozco el déficit que necesita cubrir la región, carencia que también se presenta en áreas como la Ginecología, desde donde quiero ser un aporte a la salud pública de la región”, indicó.

Junto con darle la bienvenida a los futuros especialistas, el director del Servicio de Salud Coquimbo, Claudio Arriagada, invitó a los profesionales a ser parte de las mejoras que constantemente se busca implementar en el sistema de salud de la región: “Sean facilitadores, para que vean dónde están los nodos críticos y así saber dónde aportar. Los hospitales son organizaciones muy complejas, donde hay muchos procesos críticos, que suceden dentro de ellos y falta optimizarlos de mejor manera; y muchas veces, las soluciones vienen de los usuarios finales, que pueden ser los pacientes o los clínicos. Así es que si como becarios ven que hay alguna posibilidad de mejora de algún proceso, no duden en sugerirlo a sus jefaturas, tutores, jefes de beca e incluso al jefe de servicio del hospital porque sabemos que el sistema puede mejorar y que todo lo que podamos hacer irá en directo beneficio de nuestros pacientes”, precisó.

Más especialistas para la región

En nuestro país se estima que existe un déficit de más de 3.000 especialistas para atender las patologías que aquejan a la población. Del total de 41.623 médicos en el sistema de salud chileno, 22.253 son especialistas. De ellos, cerca de un 40% se desempeña en la red pública de salud, haciendo evidente la necesidad de nuevos profesionales.

Hace un tiempo, de hecho, se implementó el “Plan de Especialistas Médicos 2015-2018”, iniciativa que resultó insuficiente en regiones como la nuestra.

Por esta razón, la Universidad Católica del Norte, el Servicio de Salud Coquimbo y el Gobierno Regional trabajan en los lineamientos del programa “Becas Coquimbo”, proyecto que plantea la formación en especialidades y subespecialidades médicas que se han declarado prioritarias para la región como: Medicina Familiar, Anestesiología, Medicina de Urgencia, Otorrinolaringología, entre otras.

La idea es que –a partir de 2020- se pueda coordinar la formación de 100 nuevos especialistas, utilizando recursos regionales. “Estamos trabajando en un gran proyecto para la formación de nuevos especialistas en la región. No solo en cantidad de nuevos especialistas, sino también para ampliar la oferta de otras especialidades. Por ello,  tenemos pensado abrir programas como Medicina Familiar, Neurología, Otorrinolaringología, entre otras. Es un proyecto ambicioso, pero que la región necesita”, explicó el Dr. Bonacic.

Desde 2011, la Oficina de Postítulo y Postgrado de la Facultad de Medicina UCN ha formado  un total de 74 médicos, quienes ya se encuentran en distintos puntos de nuestro país contribuyendo a la salud de nuestra comunidad.

A %d blogueros les gusta esto: