Otorgan grado académico de Profesor Emérito a fundador de la Facultad de Medicina UCN

Por segunda vez en la historia de la Universidad Católica del Norte se confirió el grado académico de Profesor Emérito, reconocimiento que esta vez fue otorgado al Dr. Nicolás Velasco Morandé, fundador y docente de la Facultad de Medicina.

La ceremonia, realizada el martes 15 de enero en el Auditorio Arcángel San Rafael, contó con la presencia de autoridades universitarias y regionales, docentes, personal de apoyo a la academia y familiares, quienes han sido testigos del legado del ex Decano de dicha unidad académica.

Para abrir la jornada, Jorge Tabilo Álvarez, Rector de la Universidad Católica del Norte, destacó la contribución del Dr. Velasco en el desarrollo institucional: “Tengo el gran orgullo de entregarte este reconocimiento y, a nombre de toda la comunidad UCN, darte las gracias por todo el aporte que has entregado a la Institución, demostrando que no hay límites, no hay imposibles, cuando se tiene fe. Fe en un proyecto que, de una u otra forma, se comenzó a concebir hace ya un buen tiempo. Hoy, ese legado, esa huella, continúa, con otros hombres y mujeres quienes esta tarde han querido de una manera generosa reconocer al hombre, al médico, al académico y al profesional”.

Luego, el Decano de la Facultad de Medicina, Dr. Sergio Häberle Tapia, en un emotivo discurso agradeció su legado: “En nombre de la Facultad de Medicina que tú forjaste con esmero, reconocemos la huella indeleble de tu trabajo silencioso, constante, resiliente y austero; pero sin de dejar de mirar el desarrollo, el bien común y las distintas capacidades de sus integrantes. En suma, lo que logra un gran líder, que fue capaz de buscar en la comunidad, hace 22 años, a las personas indicadas para este proyecto, transformando un estudio de una tesis de una estudiante UCN en este emprendimiento.

A continuación, el Secretario General, Fernando Orellana Torres, dio lectura al decreto N° 38/2018, documento que oficializa el nombramiento “en reconocimiento a sus méritos y contribución al saber superior”.

Reconocimiento

En relación al significado del nombramiento, el nuevo Profesor Emérito expresó: “Es realmente un honor que se hayan fijado en mí, que tuve una trayectoria tan corta. Eso sí, ha sido intensa y ha permitido cambios cuantitativos y cualitativos porque no es lo mismo una Universidad sin Facultad de Medicina que una que sí la tiene. Y tenerla ha significado un cambio sustancial, un impulso para seguir creciendo y, tal como decía nuestro antiguo logo, ver más allá”.

Durante su intervención, el Dr. Velasco recordó a quienes lo acompañaron en la creación de la Escuela de Medicina, agradeciendo a los médicos Roberto Sagredo Arraigada, Otmar Rendic Price, Ramón González Munizaga, Víctor Dueñas Estrugo, Carlos Echeverría Farías, Hugo Hernández Vidal; a las autoridades UCN de esa época, Secretario de Sede, Misael Camus Ibacache y el académico Federico Winkler Manns, además de la ingeniero comercial Verónica Alfaro Navarro, cuya tesis dio cuenta de la importancia de generar instancias de formación de profesionales de la salud en nuestra región.

En relación al que, espera, sea su aporte desde su nuevo grado académico, el Dr. Velasco señaló que es importante considerar una de las mayores necesidades de la salud de nuestro país: “Me gustaría seguir aportando desde el fortalecimiento de las Especialidades Médicas, que es un aspecto fundamental del país. Allí, las exigencias son enormes, es un tema importante y las condiciones actuales no dan abasto para hacer esa formación, por eso es importante pensar en un campo clínico propio, que nos permita dar el sello de la Universidad Católica del Norte a los futuros especialistas”.

Desde la perspectiva familiar, la distinción es un reconocimiento a los esfuerzos constantes del Dr. Velasco por sentar las bases de la Facultad de Medicina y proyectarla según los requerimientos de la sociedad actual. “La tenacidad ha sido un gran valor de Nicolás. Que cada vez que se pensó que el proyecto no tenía futuro, él dijo, tenemos que trabajar mejor y más. Además, para él, los problemas que se presentan son un desafío, él no se bloquea con los inconvenientes, sabe que -simplemente- hay que solucionarlos. Como él dijo una vez, cuando uno quiere subir una escalera muy difícil no puede subir saltándose peldaños, hay que subir uno a uno, solucionando problemas a medida que se van presentando y nunca parar, sino siempre subir y seguir adelante”, expresó su esposa, María Raquel Delpiano Zañartu.

Médico de la Pontificia Universidad Católica de Chile y especialista en Cirugía de la Universidad de Chile, dio inicio al proyecto de la Escuela de Medicina UCN en 1997. Como fundador, ha sido testigo privilegiado del crecimiento experimentado por la Facultad de Medicina en sus 15 años de historia, reconociendo el arduo y difícil recorrido que ha significado convertirse en referentes de la salud de nuestro país.

Como director de la Escuela de Medicina y luego como Decano, fue creador de las 4 carreras que actualmente imparte esta unidad académica.

Además, dio origen al programa de Bachillerato en Ciencias de la Salud e impulsó la creación de Programas de Postítulos y Postgrados como son las 8 Especialidades Médicas y el Magíster en Salud Pública.

Otro de los hitos de su desempeño académico fue la creación de la Fundación Desarrolla Salud UCN, una instancia que se espera pueda sentar las bases del ansiado campo clínico propio y que, sin duda, será parte no solo de su legado, sino aporte continuo a la salud de la región de Coquimbo y del norte de Chile.

A %d blogueros les gusta esto: